Crecimiento personal

Rituales para recibir el año nuevo

Llegó el fin de año y con él los cierres y cambios, que en realidad son gestionados por la energía común que elevamos todos.

Yo amo el cierre de año porque soy demasiado juiciosa con mi análisis personal, en realidad lo comienzo antes del 31 de diciembre, ese día solo lo plasmo.

Comienzo a trabajar según lo que quiera manifestar… así que les contaré mis rituales de este año si quieren hacerlos bienvenidos y si no creen sus propios rituale:, si bien los rituales que les voy a contar tienen una explicación energética; muchas veces los que crea cada uno son más valiosos porque resuenan con su corazón completamente, eso sí investiguen sobre los elementales que van a usar y lo que su energía puede causar en ustedes.


Rituales 

1. Limpieza general:


Esta me la enseño mi mamá y sé que muchos la hacen.  Lo que no sirve que no estorbe, saca todo lo que ya no uses, no necesites o sea pura y física basura, limpia tus espacios. Esto lo puedes hacer además de los implementos normales de aseo con agua de canela o de clavos, y puedes hacer de sahumerio en los espacios con eucalipto o con palo santo, huele deli así que no te afanes.
Igual abre las ventanas, deja que la luz del sol entre a cada espacio de tu casa y que el aire haga que todo fluya.

2. Cena de fin de año:

Para mi este ritual comienza con la mesa, porque desde ahí se llama la abundancia, así que se pone de TODO, 7 ó 9 granos, canela, laurel, mostaza, agua, azúcar, sal, carnes, pan, trigo, frutas, etc. Servir la mesa y compartir alrededor de ella es mensaje de abundancia en todos los aspectos físicos y energéticos. Disfruten el poner cada elemento en la mesa y colóquenlo con amor.

Muchos me suelen preguntar y después qué hacemos con todas esas cosas, si quieres puedes coger un tarrito pequeño y poner una parte pequeña de cada uno de esos granos (de manera ordenada) en el frasco una hoja de laurel, una astilla de canela y una moneda, lo tapas y guardas en alguna alacena o a la entrad de tu casa como elemento decorativo, todo el resto lo revolverás con los alimentos que tengas guardados los revuelves para que queden mezclados y listo.

3.Baños:


Como saben soy fan de los baños porque los elementales nos limpian, cambian nuestra energía, o nos potencializan. En esta época es super común hacerse baño con hierbas amargas el 31 y el 1 con dulces.

Recuerden que siempre se pone a hervir el agua y cuando ya está con burbujitas le colocan las hierbas les hablan con mucho amor para que ellas suelten todo su potencial a tu favor, aplícale agua fría para equilibrar la temperatura y que no te quemes. Con las amargas les dirás todo lo que quieres que se vaya y con las dulces lo que quieres atraer.
Yo suelo hacerme muchas limpiezas así que estoy pesada hago un baño de limpieza de lo contrario me hago un baño que me endulce, el de este año es el siguiente:

Champaña, pétalos de rosa, canela, azúcar, manzanas de agua, fruta cítrica y muchas hierbas, siempre garantizando que me de un número impar en los materiales. Les hablo con mucho amor para que me llenen de cosas positivas.

4. La hora de las cartas

Es super común que te digan que a las 12:00 p.m. pidas deseos, y las personas suelen poner algo como dinero, salud, amor, etc.
Mi propuesta es un tanto diferente, primero yo suelo comenzar tipo 10:30p.m. para tener tiempo y estar tranquila, pero obvio tú puedes hacerlo cuando consideres.
Puedes escribir en una hoja del color que quieras, yo suelo usar blanco porque es un color que almacena los demás, pero cuando tengo peticiones especificas que son fuertes de trasmutación uso morado, o si son de abundancia uso amarillo, de amor rosa, de salud verde y así sucesivamente.

Vas a escribir una carta al año que se va agradeciéndole por todo lo que te deja, por lo que aprendiste y lo que te fue concedido. Yo como llevó unos años haciendo el tema tengo mi carta del año pasado así que la revisó miro que fue concedido y en que hay que seguir trabajando (curiosamente todo siempre se me da) así que oro para agradecer por todo lo que me gustó y lo que no tanto porque sin ligar a duda fue perfecto. Estas dos cartas las quemo y le entrego al universo su energía de vuelta con mucha gratitud.

Cuando termino este proceso, escribo la carta para el año que viene, así que la carta comienza:
“Querido 2020”… pongo 12 deseos y cada uno lo especifico, en algún momento les conté sobre cómo escribir una intención, así que pueden ir a revisar. Por ahora les recuerdo que siempre va en positivo, que se aclara de manera muy especifica lo que se quiere y que ya va escrito en forma de agradecimiento porque te será concedido.

Hago mi lista muy consciente y cuando uno es así de juicioso créanme en el 7 van a estar pensando que más pedir, porque uno no tiene tantos deseos como cree.

En una hojita adicional escribo las cosas en las que me comprometo a trabajar en el año, porque siempre tenemos oportunidades de mejora y solo reconociéndolas y hablando con nosotros mismos es que nos damos cuenta qué tenemos que hacer.

Esas cartas las guardo en un lugar especial para mi hasta el año siguiente que vuelva a hacer el mismo proceso.

5.Todo es valido:

Disfruta todos los agüeros que hagas, en los que tu creas, las lentejas, las uvas, la piña, las papas, la champaña o lo que tu creas. Tu con tu fe eres quien comienza a manifestar cosas.
Yo tengo demasiados rituales y los apoyo con una vela blanca al final a la que le pongo demasiada energía y espero que Dios y el universo se alineen para que el año que viene sea justo como debe ser.

Espero tengan un cierre de año increíble y que el año que viene este lleno de amor para cada uno, nunca olviden que el amor es el camino y la respuesta.

¡Salud por un 2020 de transformación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *