Crecimiento personal

Reconoce tus emociones

Hoy queremos hablar de las emociones, para que sean más conscientes de ellas, las sepan usar a su favor y no se queden en lo que solo les quita tiempo y espacio. Aprender sobre ellas les permitirá potenciar todos los tips que les hemos dado desde que este blog comenzó.

En el día solemos tener mil emociones, sin embargo, la mayoría son emociones negativas, por el afán, el trancón, el clima, etc. Todas cosas que no podemos controlar. En realidad, ca

si todas las emociones negativas que tenemos en un día no son por nosotros y nuestro proceso, sino la forma en que reaccionamos a algo externo y no podemos controlar.
Entonces, entender nuestras emociones nos ayudará con el delirio de poder y control que solemos tener (sin saber que lo tenemos).

Lo que voy a exponer acá, lo hago desde mi experiencia y como yo lo he establecido jerárquicamente, esto no implica que las demás formas de ver sean incorrectas o no funcionen.


Amor

La primera emoción es el amor, el amor incondicional, puro verdadero, el que mueve el universo, la fuerza más poderosa del planeta. El que no tiene apegos, control, expectativas. Ese es complejo no solo de sentir y aprender a vivir de esa forma, sino que solemos confundirlo muy fácilmente con un cariño, una locura o una relación sentimental. El amor va mucho más allá de eso, es desde el corazón, no desde la mente. Esta emoción es el antónimo de “mi felicidad eres tú”, “contigo encontré el amor” y demás frases asociadas. Si alguna de estas dos te pego, quiero decirte que te apegaste y que no estas caminando en el amor, aunque creas que sí.

Esta emoción es tan poderosa que mueve el universo, y de tenerla en nuestra vida mueve todo en positivo. Por algo se dice “el amor todo lo puede”.

Miedo

La segunda emoción es el miedo, es el contrario del amor. Es la fuerza de los impedimentos, de los saboteos, de los obstáculos, los apegos, las expectativas, el control, el ego. Esta es una emoción contra la que ni siquiera deberíamos combatir, porque eso igual es darle tiempo energía… siemplemente deberíamos aprender de su parte positiva y el resto debería eliminarse.

Las dos anteriores son las fuerzas macro del universo, la energía blanca y la negra en un mismo espacio. Después de estas vienen tres emociones más, de esas se desprenden un millón más. Agrupalas así no desvirtúas ninguna emoción que tengas en el día, simplemente lo que buscamos es mostrarte la fuerza y la forma en la que actúan en tu vida.

Tristeza

La tercera emoción es la tristeza, es una emoción que asociamos a la melancolía, al nudo en la garganta, escalofríos y las ganas inmensas de llorar. Suele venir en momentos de perdidas (de cualquier tipo) y de sentimiento de ataque. La tristeza no está mal sentirla es un proceso natural del ser humano, inclusive es una forma de limpiar. Ahora es importante sacarla de la forma adecuada, sino podremos enfermarnos. Esta emoción la solemos asociar con sentirnos vulnerables y no, estar mal no es ser vulnerable, simplemente es sacar algo que tienes. Lo importante es que esta no es una emoción para estar todo el tiempo, debe ser de momentos cortos, debemos aprender a manejarla porque si dejamos que ella nos maneje a nosotros, vamos a tener grandes desequilibrios en todos nuestros aspectos.

Rabia

La cuarta emoción es la rabia a esta va asociada el rencor, el resentimiento y todos los momentos donde nos negamos a entender una situación y guardamos un algo en nuestro corazón que no deberíamos. Esta emoción esta asociada a la impotencia con un ataque de “lo quiero así y lo quiero ya”, que termina con calor en la cabeza y en caso de no sacarla de la forma indicada puede llegar a ser un cáncer.  De acá la importancia del perdón, de entender que solo controlo mi mundo, mi cuerpo, mis cosas, todo lo externo solo debo dejar que fluya.

Alegría

Por último, está la alegría: un estado de emoción, de energía, una sonrisa o unas carcajadas. Es una emoción que hace que las células de nuestro cuerpo vibren diferente, una señal al universo de que nos alineamos con él y que estamos listos para que todo lo positivo suceda.

La decisión de en qué emociones vives es tuya, con respecto a lo que sientas atraerás cosas a tu vida, vibraras diferente y sobre todo se te abrirán los caminos.  Siempre tienes la opción de decidir cómo te quieres sentir, qué te afecta y que no.

Tips de manejo de las emociones bajas:

  1. Reconoce la emoción, eso te ayudará a trabajar en ella y poder equilibrarla.
  2. Busca que tus emociones potencien, no que destruyan. Algunas veces tenemos emociones neutras como los nervios y tienes dos opciones lo tomas como una forma de sabotearte lo que vayas a hacer o como una pastilla de energía para meterle más ganas.
  3. Abraza tu emoción, agradécele y déjala ir.
  4. Haz introspección para que logres ver qué sucede con tu cuerpo mientras tienes esa emoción. Este tip no es nada fácil, necesita de práctica diaria, pero a medida que te vayas haciendo consciente, dejarás ir lo que no te sirve, porque verás y sentirás el daño que te hace.
  5. Saca la emoción, nunca te quedes con ella guardada. El proceso es tuyo, puede ser privado o público, tú decides, pero sácala. No te ahogues. Puedes sacarla de formas diferentes: gritando, haciendo deportes de fuerza, escribiendo, rompiendo cosas, meditando, yoga, entre otros. La que se ajuste a tu perfil, el no sacarla de una forma correcta puede hacerte caer en conductas obsesivas. Así que cuidado.
  6. Enfócate en lo bueno, recuerda las cosas positivas siempre. Eso le quitará peso a las cosas no tan agradables.
  7. Crea y usa frases de poder “yo soy tranquilidad”, “yo soy amor”, “yo puedo”, “el universo es mi aliado para conseguir grandes resultados”, etc., tú las creas con respecto a tu situación. Repítelas en el día, si puedes hazla frente a un espejo y recuérdalas cuando tengas emociones bajas, te ayudarán a cambiar la vibración de tus pensamientos.
  8. Sabemos que muchas veces no puedes eliminar tus pensamientos, así que bendícelos y recuérdales con son parte de tu divinidad y por tanto son amor puro. Repitelo así no te lo creas del todo, tu incosciente no sabe que es mentira, y llegará el momento en que tu consciente lo crea.

Así que ya sabes como funcionas comienza a eliminar algunas emociones y atraer otras. Mantén tu mente en positivo y disfruta tu vida.

Un abrazo de luz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *