Crecimiento personal

¿Qué es ser espiritual?

Transitar en este camino me ha llevado no solo a cuestionarme, sino a que muchas personas me cuestionen o me adjudiquen términos, me encasillen en una palabra o en una forma de ser y no es así. Queremos decirles que tomar decisiones para crecer de adentro hacia afuera no implica casarme con una opción, hoy puedo pensar X y mañana Z, está perfecto. Emprender un camino espiritual en ningún momento quiere decir que me haya casado con un dogma, así que si ya comenzaste a caminar por este lado vamos a hablar de qué implica y si no te vamos a mostrar un poco de lo que realmente implica.

Ser espiritual es encontrarte con tu esencia, con lo que verdaderamente eres, conocerte y permitirte ser. Llegar a eso lo puedes o no hacer desde una religión, sin embargo, sé que cuando decides dar el paso a conocerte entenderás que las religiones fueron creadas por el hombre y comenzarás a manejar un término nuevo: “religión universal” del cual prometo hablaremos en un futuro.

Por ahora, centrémonos en qué implica ser espiritual. Lo resumiremos en 7 palabras: tiempo, dedicación, constancia, amor, reconocimiento, libertad y cambios. Podrían ser muchas más o menos, estas son las que nosotros elegimos para ustedes.

El proceso inicia cuando tú lo decides, acá nadie violará tu libre albedrio, tus decisiones siempre serán respetadas, tú eres el dueño de tu proceso, es así de simple. Comenzar se puede decir que es trabajar en ti, en una búsqueda personal de lo que realmente eres, de soltar, liberar, perdonar. Acá entran todas nuestras palabras, no es un proceso de un día, una hora o unos minutos que es como solemos creer qué es. Cuando nos plantean esto solemos sentarnos un día y escribimos las cosas buenas y malas que tenemos (además nos damos durísimo con las malas) y ya ahí queda. Eso es lo que no debemos hacer. Comenzar implica que va a ser lento que hay días que descubrirás muchas cosas tuyas otros una o ninguna y está perfecto, desde que tú lo hagas con conciencia. Hacerlo con conciencia implica que no te vas a buscar desde lo que crees ser o desde las máscaras que te has impuesto. Lo harás pensando, sintiendo y reconociendo si eso realmente es tuyo o es un patrón de conducta aprendido.

No tienes que vestir de algún modo específico, tener un mundo que pinta ser perfecto, vivir sonriendo, ser yogui, meditar todo el tiempo, vivir alejado de la ciudad o consumir sustancias psicotrópicas, eso es parte de los imaginarios que nos han creado.  Si así lo deseas y es un comportamiento genuino porque con tu despertar te nace está perfecto, pero si no también, ser espiritual es un proceso interno, que en algún momento se refleja, pero siempre sin importar lo que suceda el proceso es interno.

Ser espiritual tampoco significa que tengas una vida perfecta, recuerda que todos tenemos nuestra luz y nuestra sombra, y cosas en las que trabajar. Pero si trabajas en vivir mejor, eso subirá tu nivel de consciencia, cambiará tu vibración, te adaptarás de una forma diferente al plano físico; hará que la experiencia sea distinta en las actividades que realices, porque decides disfrutar el sentir y dejarás de lado el afán del mundo.

Cuando alguien emprende un camino de reconocimiento propio y lo comparte con el mundo suele ser señalado (no estoy diciendo que para bien o para mal) pero suele ser señalado, es un poco raro porque la espiritualidad es natural en el ser humano, es decir todas las personas tienen la capacidad de trabajar en ellos mismos y en lo que verdaderamente son.

Como toda meta a la que queremos llegar implica dedicación y constancia, no verás cambios si decides dedicarte a ti cada 5 años, porque antes dices no tener tiempo. Es un proceso de mucha disciplina. Además, recuerda que: si no tienes tiempo para ti, no deberías tener tiempo para los demás (no damos lo que no tenemos). Dedicarte a ti es un acto de amor propio, nadie lo puede hacer por ti, reconócete, libérate de patrones aprendidos que no te aportan y sí te restan. Cuando hagas esto vas a entender el mundo diferente, comenzarás a manejar tu mente, inclusive la apagarás por ratos y escucharás a tu corazón.

Date la oportunidad de comenzar, de encontrarte contigo. Lo que venga después de eso será increíble.

 

Posdata: Amarte es estar en paz con lo que eres, disfruta el camino.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *