Crecimiento personal

Luz violeta transmutadora

Hoy es el día de la llama violeta, del perdón, la trasmutación, y como todos los días celebramos el amor.

Soy fan de la luz violeta, supongo que es porque gracias a muchos baños con ella logré llegar al plano terrenal; y en especial al maestro ascendido que me acompañó desde que mi mamá quedo embarazada hasta la fecha.

Tranquilos, no les voy a hablar de mí, les cuento esto solo para que entiendan el poder de esta llama y de uno de los maestros ascendidos que está detrás de ella: Saint German.

La luz violeta o llama violeta, es una energía espiritual muy fuerte y mágica, pues dentro de este color se almacenan fuerzas como el amor, la misericordia, la justicia, la libertad, el perdón y la trasmutación. Su frecuencia de luz es tan poderosa y grande que se le atribuyen varios milagros.

 

¿Cómo una luz logra esto?

Es sencillo, la llama violeta logra entrar hasta lo más profundo de tu ser, muchas veces hasta lugares que nuestro consciente desconoce y va limpiando desde la raíz.

¿Qué sucede cuando se usa la llama violeta?

Para mí la respuesta a esto es vibras diferente. Cada espacio de nuestro ser está en una frecuencia superior y en conexión universal, entonces cada evento negativo se vuelve neutro o positivo, cada mala energía se transforma y todas las heridas del pasado comienza a sanar y a ser perdonadas.

¿Cuándo usarla?

Esta herramienta se puede usar para muchos procesos. Sirve para terapias y procesos de perdón, para cambiar energías, para sanación física y emocional, para superar miedos, para acercarse a lecciones de sabiduría, para limpiar en planos superiores, para alejar energías bajas, entre muchas otras cosas.

¿Cómo puedes hacer terapia con esa llama?

Ya les he contado que amo las meditaciones guiadas, así que ahí pueden buscar. Pueden pensar cada vez que se paren que un rayo de luz morado viene desde el cielo (es importante que sean cuidadosos con la canalización), pueden usar cuarzos o piedras moradas, tener días en la semana en que usan ese color, prender una vela d ese color y ponerle una intención específica. O ir a donde un terapeuta que haga varios procesos y profundice para que la luz violeta de su máximo potencial (si te interesa contáctanos).

Reto de 21 días de llama

Como ya saben acá les contamos las cosas, pero no les pedimos que nos crean, sino que las experimenten y nos cuenten cómo les va y qué sucede. Ustedes son quienes deciden si funciona o no. Así que hoy les propondremos un reto de 21 días con la llama violeta.

Cada día apenas te pares de tu cama te colocas hacia al oriente, cierras los ojos y  con los brazos abiertos y los pies firmes en el piso vas a visualizar como desde el sol baja un rayo de luz violeta hasta tu cabeza, ese rayo va a ir bajando y va a llenar de luz cada célula de tu cuerpo cuando ya estés así, sientas cada partícula tuya vibrando en morado. Desconectaras el rayo y comenzaras tu día… nos cuentas cómo te va.

Recuerda que en términos espirituales el morado es el color de la alquimia, la paz y la iluminación, así que sí o sí tendrás que vibrar diferente. No te fijes solo en lo que sientes y pasa mientras haces el ejercicio, sino de como es todo tu día.

Un abrazo de luz violeta,

Gracias por estar acá.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *