Crecimiento personal

Fluir con la vida

¡Hola!

Primero quiero decirles feliz 2021…
Hace mil no les escribía, pero como las cosas de Dios son perfectas pues acá estoy de nuevo.

Vamos a comenzar el año hablando de fluir con la vida ¿por qué? Porque he notado que ese es el secreto de muchas cosas, FLUIR. Y en tiempos donde los planes han cambiado un millón de veces, tal vez ahí está la respuesta que estás buscando.

Cuando pienso en fluir se viene a mi mente el agua corriendo, llenando de vida por donde pasa, dando una nueva perspectiva y soltando lo que ya no pertenece a ella. Y pienso en el agua porque también es el ejemplo más claro de qué sucede cuando se estanca, comienza a oler feo, su color cambia, su sonido y podría decir que hasta su densidad.

Podríamos decir que fluir es el arte del movimiento y en nuestra vida resulta ser una mezcla de confianza y tranquilidad, puede ser en el plan divino, en la vida, en Dios o en lo que creas, o como lo llames. Pero es permitir que tu vida, acciones, sentimientos y pensamientos estén en armonía soltando el control de estas.

Sé que lo del control es lo más difícil lo hemos hablado varias veces, y bueno es parte de la experiencia humana sanar ese delirio de poder y control que solemos tener. Así que el primer tip es que cada vez que estés en control te digas “me permito fluir” tres veces.

Me encantaría decirte que para fluir hay una receta o formula, pero no es así, lo que sí o si te puedo confirmar es que necesita actitud y es una decisión personal. Hoy, te compartiré otros consejos que podrían funcionarte, pero como esto es una experiencia única mira qué te funciona a ti y ejecútalo, y sobre todo, ayúdanos a co-crear y déjanos en los comentarios qué te funciona.

1. Piensa en la forma más sana de relacionarte con cada experiencia que tengas y el para qué de la misma.

A la mayoría nos enseñaron que para lograr una meta teníamos que crear un plan y trabajar duro en cada una de sus fases. Pero pocas veces nos enseñaron que esos planes podrían no salir, que los resultados podrían ser diferentes o que incluso en el camino la meta podría llegar a cambiar.

Les contaré un ejemplo pequeño de mi vida, yo no conozco Cartagena, una ciudad muy conocida y turística en mi país, lo más chistoso de esta historia es que no la conozco no porque no haya tenido ganas de ir o porque no haya hecho un plan de ahorro, con decirles que más de tres veces he tenido tiquetes, hospedaje y fechas definidas. Sin embargo, cuando llega la fecha algo sucede que impide que vaya, un viaje no planeado un accidente, una enfermedad o un tema familiar y bueno la última la pandemia. La primera vez que todo se canceló me puse furiosa sentía que la vida tenía algo en contra mío, con los días se me fue pasando y hoy entiendo que mi lugar en ese momento no era allá sino con mi familia, la segunda vez volví a tener rabia, no podía creer que se estaba repitiendo la situación, luego entendí que era momento de agradecer a los que más amo en forma de servicio; pero después de esa situación analice que no ganaba nada poniéndome furiosa unos cuantos días y sintiéndome mal porque mis amigos estaban disfrutando y yo no, eso no me aportaba y si me destruía, era solo victimizarme; así que decidí esperar que traía la vida para mí, la siguiente vez tampoco fui pero la tome con calma solté y dejé ir. La última fue por pandemia, la verdad solo me reí y le dije a la vida “si todavía no es mi momento está bien por mí” y saben el sentimiento fue de tanta paz que lo deje ir y esperaré que la vida me lleve cuando sea su momento.

Yo creo que hay algo superior que me guía, cuida y protege así que la mejor forma de tomarlo ha sido en forma de agradecimiento porque estoy en el lugar que debo estar.

Entonces, mi consejo número 1 es: ¡Déjalo ir! Suelta y no te apegues a nada todo llegará en el momento que estés preparado y que el universo lo tenga dispuesto para ti, confía.

2. “Pensar tanto solo te dará dolor de cabeza”.

Esta es una de mis frases favoritas, soy de las que cree que entre más simple mejor y que el aquí y ahora es uno, teniendo esto presente, el exceso de pensamientos sí o sí está relacionado con darle vueltas al pasado, al futuro o a ideas o mundos paralelos. Así que deja de pensar tanto, eso te estanca en una misma situación, tu mente comienza a estar en caos, no logras enfocar tu energía y por ende no manifiestas. No es lo mismo darle tu energía a una idea que a 30 al tiempo, evalúa.

Mi tip número 2: Vive en el aquí y en el ahora y disfrútalo te asombraras de los pequeños milagros que están a tu alrededor y suelen pasar desapercibidos.

3. Eres parte de una unidad, de una energía superior en la que todos somos una red interconectada.

Recuerda que estas sostenido y que sostienes a más, con eso en mente no hagas nada que tu corazón no sienta, o que sientes que a ti no te gustaría que te pasará.

Tip número 3: Confía en que somos uno y deja que la sabiduría de tu alma te sane y sane tu entorno.

4. Cuando no fluimos la energía se estanca.

Tal cual el ejemplo que les di del agua y aunque no todos pueden verla, de ahí viene las frases de esa persona tiene una energía pesada o no sé qué sucede, pero como las cosas no se le dan. Todos en algún momento tenemos una energía más pesada, sea porque hemos sobre pensado, porque hemos actuado de una manera que nuestra alama repele, porque hemos estado en lugares con energías densas, o hemos recibido de los demás malas vibras, etc. Lo que dependa de ti, modifícalo, lo que no déjalo ir, pero si o si límpiate.

Te preguntarás qué es eso de limpiar, pues ahí va mi tip 4: Tu energía es tu responsabilidad. Así que mínimo una vez al mes límpiala. Mi consejo es que lo hagas con sal marina del cuello para abajo, lograras sentir como te quitas unos cuantos kilos de encima. Además, como les he recomendado en otros artículos, saca tiempo para conectarte con la naturaleza, ten momentos de amor propio, lee un libro que te alegre la vida, pinta, canta, baila, desconéctate un rato de la virtualidad y disfruta los pequeños detalles de la vida eso cambiará tu vibración.

5. Cuando fluimos entendemos que todo es perfecto justo como es, y esta realidad que tenemos es el resultado de muchas cosas moviéndose en un plano mucho más alto así que agradece.

Mi tip número 5 es agradece, recuerda que la gratitud es una de las fuerzas más poderosas del universo y que todo absolutamente todo tiene un para qué, a veces no logramos verlo, pero siempre está.

Espero estos tips te funcionen y le des un giro a tu vida o potencies mucho más la manera en la que fluyes. Los milagros existen y suceden todo el tiempo, la magia sucede cuando ponemos un poquito de nosotros para que pueda manifestarse.

Un abrazo de luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *